Prepara tu botiquín de emergencias emocionales

Hace unos días una emergencia emocional me tomó por sorpresa. No estaba preparado. Si hay algo bueno que obtuve del difícil proceso, fue la convicción de la importancia de tener un botiquín de primeros auxilios emocionales para casos de emergencia.

FreeImages.com / Adam241180

FreeImages.com / Adam241180

Una mala noticia repentina.

Uno de esos días en que parece que todo sale al revés.

Ser víctima de un robo, una traición, una pérdida o un abuso.

Son muchas las situaciones que pueden sacarnos de carrera y hacer que entremos en lo que yo llamo una emergencia emocional: Es cuando súbitamente te arropan una o más emociones negativas (miedo, ira, desesperación, tristeza, etc.) y piensas que no hay manera de escapar de ellas.

En esos momentos, podemos reaccionar de diversas maneras poco efectivas:

  • Nos quedamos paralizados
  • Nos desquitamos con las personas a nuestro alrededor
  • Nos hacemos daño a nosotros mismos

Cuando una de estas emergencias emocionales nos sobrecoge,  nos quedamos sin la capacidad de resolver situaciones (incluso las más mínimas). Muchas veces, estas emergencias  llegan luego de múltiples pequeños traumas emocionales, que se van acumulando hasta convertirse en una crisis.

Aunque no he descubierto una estrategia perfecta para prevenir las emergencias emocionales, luego de mi más reciente emergencia emocional sí encontré una manera de manejarlas y tratarlas de modo que duren menos, ocasionen menos daños colaterales o no se sientan tan severamente. Estas estrategias yo las llamo el botiquín de primeros auxilios para emergencias emocionales.

Preparando el botiquín

El primer paso será preparar tu botiquín. Debe estar listo y preparado ANTES de que llegue la emergencia porque, cuando llega, se nos hace difícil pensar con claridad. Es mucho más fácil agarrar el botiquín que comenzar a buscar por toda la casa dónde están las cosas que necesitas.

¿Qué debe contener tu botiquín de emergencias emocionales?

Tu botiquín debe contener ciertos elementos claves:

  • Un Plan de acción – Esta es la herramienta principal de tu botiquín. Allí debes escribir el proceso detallado que seguirás en caso de emergencias emocionales y los elementos a utilizar. Yo utilizo varias index cards. En cada una, he escrito el nombre de una emoción, y en la parte de atrás, diversas cosas que podría hacer para contrarrestarlas.

 

  • Nombres y números de contacto – Necesitas tener tu guía telefónica de números de emergencia. Este es un listado de al menos tres personas a las que puedes recurrir en un estado de crisis y cómo podrías contactarlas. Deben ser personas que no te juzgarían, sino que te escucharían y apoyarían en el proceso.

 

  • Pequeñas victorias – Necesitarás obtener una pequeña victoria o triunfo para recuperar la dirección luego de múltiples derrotas. Esto se logra haciendo algo en lo que estás 100% seguro de que vas a ganar, o de que te saldrá como esperas. Yo utilizo un libro de colorear para adultos y un juego que descargué en mi tablet.

 

  • Lista de bendiciones – Prepara una lista con aquellas bendiciones que tienes y por las que estás agradecido. Pueden ser cosas materiales, personas, momentos, recuerdos, oraciones contestadas…

 

 

En el momento de la emergencia emocional, debes correr a ese botiquín (que podría estar físicamente en un botiquín, o en un cartapacio, o closet, o en un archivo en tu computadora) y seguir los pasos que hayas establecido.

Te exhorto a que planifiques y te prepares para una emergencia emocional. Créeme, llegan sin avisar, y es mejor prevenir que lamentar.

Comparte esta publicación con tus amigos y preparemos nuestros botiquines. Y cuando tengas listo tu botiquín, ¿me dejarías saber qué contiene el tuyo en un comentario o con mensaje? Tal vez me des buenas ideas para mejorar el mío.

Speak Your Mind

*