Las 4 lecciones que aprendí con el PEOR teléfono celular del mundo

Soy fanático de Amazon. Amo las tablets Fire HD. Amo mi suscripción a Kindle Unlimited. Tengo en mi casa un Fire TV Stick y un Fire TV Gaming Edition. Soy miembro de Amazon Prime, todas mis compras las hago allí y veo sus series originales.

Por eso, decidí que también quería su teléfono celular: el Fire Phone.

Y lo compré.

Fue la mayor decepción que he recibido en mi vida.

Photo credit: mia.judkins via Foter.com / CC BY-SA

Photo credit: mia.judkins via Foter.com / CC BY-SA

El fracaso del Fire Phone fue tan grande (a nivel nacional), que poco tiempo después de que yo lo comprara, ya lo habían descontinuado del mercado, así que no había actualizaciones para el teléfono ni se podían usar la mayoría de las aplicaciones más populares.

Yo no lo entendía.

¡Esperé tanto tiempo por tener mi Fire Phone! ¡Puse tantas esperanzas (y dinero) en que sería muy bueno!

No fue así.

Pero aprendí cuatro valiosas lecciones que no solo pueden ser aplicadas a los teléfonos móviles y a las posesiones materiales, sino también a nuestras relaciones interpersonales.

4 lecciones que me dejó el peor teléfono celular del mundo:

#1: Nunca pongas toda tu esperanza en cosas o personas –

Los teléfonos celulares, las compañías y las personas nos pueden fallar. Cuando esperamos demasiado de objetos imperfectos y personas imperfectas, estamos preparándonos para un duro momento de decepción. No existe un solo aparato electrónico capaz de resolver todos tus problemas. No hay nada que puedas comprar que te dé la felicidad. Tampoco hay una sola persona en el mundo capaz (o responsable) de hacerte sentir absoluta felicidad en cada momento. No puedes esperar perfección de seres imperfectos. Esto no significa que no confíes o que no esperes nada; significa que seas razonable con tus expectativas. Solo hay un lugar en que puedes poner tu completa esperanza: Dios.

#2: La apariencia no lo es todo –

El Fire Phone se veía bien, mas eso no significaba que funcionaba bien. Muchas veces, nos dejamos llevar por las apariencias. Comemos el postre porque se ve bonito, ¿pero entiendes todo el daño que hace a tu salud? Nos ilusionamos con una persona por su apariencia física, ¿ pero cómo está su corazón? Aprendamos a mirar más allá de la superficie. Tal vez alguien que hubiera mirado las especificaciones del teléfono, en lugar de solo lo bonito que lucía y la compañía que lo producía, habría tomado una decisión más sabia que la mía.

#3: Nunca acabamos de conocer a las personas (o a las compañías) –

Amazon había hecho todo más que bien… hasta que llegó el Fire Phone. ¿Sigue siendo Amazon una empresa que amo y en la que confío? Claro que sí. Sigo comprando allí regularmente y no me arrepiento. Sin embargo, ahora sé que no todo lo que hagan estará bien. Las personas son así también. Nunca dejan de sorprenderte. Cada día descubres algo nuevo en ellos. Podrían darte agradables sorpresas (tipo Fire TV), como también sorpresas tipo Fire Phone. Simplemente acepta que el proceso de conocer a alguien (incluyendo tu esposo o esposa) es uno que dura para toda la vida. Y eso puede ser una emocionante aventura… si tú quieres.

#4: Después de la decepción viene algo mejor. No te rindas. –

Luego de un año con el peor teléfono celular jamás creado, pude comprar uno nuevo, y resultó ser mucho mejor que el anterior. ¿Perfecto? No. Pero mejor. Y funcional. Eso es suficiente para mí. Tú no te canses de esperar. Sigue creyendo en las segundas, terceras y cuartas oportunidades. Lo mejor está por venir. Si una persona en la que confiabas te decepcionó, tómate tu tiempo para dolerte, pero luego, sacúdete todo el rencor y el pesimismo y decide volver a creer en la humanidad. No importa cuántas malas experiencias hayas tenido con amigos, con parejas, con celulares… no te canses de buscar. El ideal (o funcional) para ti puede estar a la vuelta de la esquina.

 

Gracias, terrible e inservible teléfono de mis pesadillas. Me causaste muchos dolores de cabeza en un año, pero gracias a ti… ¡soy más fuerte! 😀

 

*Y si buscas un teléfono móvil bueno y económico (no como el Fire Phone), creo que sin lugar a dudas te podría recomendar este:

Speak Your Mind

*