Familia: Si te metes con uno…

En medio del dolor y la prueba, ¿quién está contigo? Esa pregunta pude responderla durante una dificultad que pensé acabaría conmigo.

Credit: FreeImages.com / Jean Scheijen

Credit: FreeImages.com / Jean Scheijen

Todas las familias viven momentos de discusiones, peleas y malos entendidos.

Díganme que sí, porque si no, el problema soy yo.

  • Puedo recordar claramente a mi madre intentando no perder el control con nosotros, aventando una caja de donas por el cristal del auto en movimiento para expresar su coraje.

 

  • Recuerdo a una prima golpeándome y luego fingiendo que la había golpeado yo, para que mi abuela terminara castigándome, porque “a las nenas no se les da”.

 

  • Recuerdo las peleas inocentes que tenía  con mi hermana en nuestra niñez. Ella intentaba apuñalarme con un cuchillo, y yo golpearla con una plancha. Nuestra madre amorosa se interponía entre nosotros, arriesgando su vida con tal de preservar la nuestra.

 

Ah, qué tiempos aquellos.

Aunque tal vez tus experiencias no hayan sido esas, la realidad es que todas las familias enfrentan conflictos de una forma u otra. Probablemente has tenido desavenencias con un tío, o encontronazos con un hermano, o riñas con tu hija, o malos entendidos con tu madre, o problemas con tu esposo.

Tranquilos, es normal. Todas las familias pelean.

Pero entre ellos.

¡Ay de aquellos que se metan con uno de nuestros familiares! Entonces sí bajamos las armas, los cuchillos, las planchas y las palabras ofensivas, para unirnos como uno solo y pelear hombro con hombro.

La lucha de uno, es la lucha de todos.

Experimenté esa sensación hace un tiempo, mientras me encontraba en un momento de desesperación y frustración. Estaba recibiendo ataques hirientes e inesperados de ciertas personas y, en medio de mi sorpresa, tristeza y dolor, mi familia se creció. Nos hicimos uno.

Mi familia estuvo allí.

 

  • Una prima desde el primer momento creyó en mí, no importando lo que el mundo entero pudiera decir.

 

  • Mi esposa permaneció a mi lado, dándome palabras de fortaleza, aun cuando ella enfrentaba los mismos ataques.

 

  • Mi hermana me acompañó en todo el proceso, enviándome mensajes de ánimo.

 

  • Mi madre lloró conmigo, sintiendo el dolor como si fuera suyo.

 

En medio de la prueba, pude saborear la bendición de ser parte de una familia. Una familia imperfecta, pero presente.

 

La sensación de perfecta unidad no duraría para toda la vida, y estaba bien.

Cuando acabara el problema, mi hermana podría burlarse de mis pantalones joggers otra vez, mi esposa volvería a reclamarme por levantarme  a media noche a comer y  dejar un desastre en toda la cocina, mi madre pelearía porque no le he devuelto sus bowls, y volvería a ver a mi prima solo esporádicamente.

Pero mientras estuviera en el ojo de la tormenta, no. Había cesado el fuego. Éramos un solo cuerpo, y mi dolor era el dolor de todos.

Eso es ser familia.  Más que celebrar con nosotros en los momentos felices, se trata de estar presente en medio de las dificultades.

Atesora a tu familia porque, no importando las peleas internas, cuando llegue la prueba, serán ellos quienes estén parados a tu lado cuando todos los demás ya se hayan ido.

Y a mi familia, quiero decirle: Gracias por haber estado conmigo en el proceso. Desde el otro lado, donde ya hay paz y sanidad, les digo: Gracias. No hubiera sido posible sin ustedes.

Ahora, sepan que esto es mutuo, porque como dice mi sabia hermana:

Si te metes con uno de nosotros… ¡te metes con todos!

Ella aprendió eso de una película.

¡Eso es verdaderamente sanar con creatividad!

 

¿Estás agradecido con tu familia? ¿Qué tal si usas el día de hoy para darles las gracias? Comparte esta publicación con tus familiares y déjales saber que ellos también cuentan contigo.

Comparte tus opiniones y experiencias en el área de comentarios o en Facebook.  #SiTeMetesConUnoTeMetesConTodos

Si te gustó esta publicación, te recomiendo leer estas otras publicaciones que tratan acerca  de las relaciones familiares:

  1. Adiós, profesor Snape: El impacto del arte en una vida (Recuerdos familiares)
  2. Lo que aprendí acerca de las relaciones mientras jugaba Pokémon (Matrimonio)

Trackbacks

  1. […] familia siempre será familia. El vínculo familiar es uno que no se puede romper, no importa la distancia, el tiempo o las circunstancias difíciles que […]

Speak Your Mind

*