Me dijeron NO SE PUEDE. Esta fue mi respuesta…

Vine a este mundo con un sueño.

De niño, mientras mis amigos jugaban a ser bomberos, maestros, astronautas, súper héroes, doctores, cantantes o policías, yo jugaba a ser escritor. Agarraba una libreta y un bolígrafo (y si alguien me prestaba sus espejuelos, mejor).  Entonces, me convertía en un escritor. No importaba si solo hacía trazos en la libreta, era un juego, era un sueño, y en él, yo era un escritor.

Sí, este soy yo jugando a ser escritor.

Muchas personas fueron sembrando en mí esa pasión y desarrollando en mí el amor por las letras. Hubo personas que me enseñaron a apreciar la literatura, o que me estimularon a crear y a salir del pensamiento tradicional, o que me dijeron que tenía un don, un talento.

Pero también hubo personas que intentaron apagar esa llama.

Me dijeron que era un sueño imposible, que no se podía, que el mundo de escribir y publicar se basa en tener contactos, o tener suerte, o tener dinero. Me pidieron que estudiara algo serio, algo de verdad, algo seguro, porque escribir es solo un pasatiempo. Me dijeron que de eso no se vive, que no era útil, o que quizás yo no era muy bueno. Ya saben, esas cosas que les decimos a los niños para supuestamente ayudarlos a que se conviertan en gente de provecho, aunque lo único que logramos con esas palabras es oprimirlos, extinguir su fuerza de vida y encadenarlos a la prisión del aburrimiento y la monotonía.

Así que, por muchos años, lo olvidé.

Olvidé el sueño de vivir siendo un escritor.

Pero no me olvidé de escribir.

Eso, lo seguí haciendo, callado, en silencio, en los pocos minutos que tenía disponible durante el día, luego de mi trabajo “real”…

…Hasta que sucedieron dos cosas:

  1. Nació Sanando con creatividad, el blog – Decidí escribir y publicar en una página web, y las reacciones comenzaron a llegar. Sí había gente que leía mis escritos. ¿Sería entonces posible que, después de todo, yo sí fuera un escritor?
  2. Perdí mi trabajo “real” – El trabajo seguro, estable, a tiempo completo, que proveería para mi familia, y del que me retiraría de viejo, desapareció. Trabajé por años como consejero en una institución educativa, y entonces, de un día para otro, cerró sus puertas. Yo quedé asustado, confundido y desempleado. Sí, conseguí otro trabajo “real” luego, pero el evento me hizo pensar: “No tenemos nada seguro en la vida”. Ningún estudio, ni ningún trabajo, te asegura dinero, ni permanencia, ni estabilidad. Cualquier trabajo puede esfumarse de la noche a la mañana. A fin de cuentas, ninguno es más “real” o “serio” o “seguro” que otro.

El blog de Sanando con creatividad me confirmó que sí podría haber alguien en el mundo interesado por leer lo que yo escribía, y mi experiencia de perder el trabajo “real” me demostró que no hay ninguna forma de ganarse la vida 100% segura, confiable y permanente, no importa lo mucho que hayas estudiado. Toda forma de ganarse la vida es un riesgo: puede funcionar o no, puede permanecer por muchos años o desaparecer en un instante, sea trabajar en una oficina o vivir como un escritor.

Entonces…  ¿Por qué no intentarlo?

Decidí darle una oportunidad más a mi sueño. Decidí resucitar a ese niño que, lleno de esperanzas e ilusiones, hacía trazos en una libreta. Decidí no solo escribir, sino ser escritor.

Y no solo ser escritor, sino convertir la escritura en mi oficio, mi empleo a tiempo completo, mi llamado.

Y decidí publicar un libro.

¡¡¡MI LIBROOO!!!

Sanando con creatividad: Autoayuda, inspiración, fe y sanidad por medio de historias, películas y cuentos, es el resultado final. Con este libro, que ya está disponible en Amazon, tanto en formato físico como digital, pretendo decirle al mundo:

Sí se vale soñar. Si puedes ser lo que quieras ser. No es tarde para responder a tu llamado.

Y también pretendo ayudar a sanar.

El libro, como el blog, está lleno de historias que te inspirarán y motivarán, te ayudarán a mejorar tus relaciones interpersonales, te animarán cuando enfrentes una situación difícil, fortalecerán tu fe, despertarán tu creatividad y te ayudarán a manejar tus emociones. Contiene una colección de las mejores publicaciones de esta página (más de 50), además de muchas historias completamente nuevas, nunca antes publicadas aquí (más de 25).

Sanando con creatividad, el libro, es mi sueño hecho realidad.

Si quieres ser parte de mi sueño y ayudarme a vivirlo, si crees conmigo que sí es posible realizar lo que siempre soñaste, o si quieres comenzar a vivir tus sueños y sanar con creatividad, te invito que te unas al movimiento. Puedes adquirir el libro entrando a este enlace, y si te es posible, comparte esta noticia (y esta publicación) con tus contactos.

Yo solo espero que, luego de que leas el libro, seas TÚ quien salga a hacer sus sueños realidad.

Por ahora, te doy gracias por ayudarme a cumplir el mío.

Speak Your Mind

*