“Suficiente”: La palabra que fortalece tu autoestima

Tú eres suficiente. Tú tienes suficiente. Esa es la verdad. Pero no siempre la puedes recordar.

Credit: FreeImages.com

Credit: FreeImages.com

Quieres comprar algo y piensas: “No tengo suficiente dinero”.

Quieres hacer algo, pero no te atreves y dices: “No tengo la suficiente valentía”.

Hay un problema que no puedes resolver y tu mente dice: “No soy suficientemente listo”.

No soy suficiente.

No soy lo suficientemente atractivo o atractiva.

No soy suficientemente feliz.

No soy suficientemente capaz.

No soy suficiente para hacer una diferencia en el mundo.

Vivimos y pensamos desde una posición de “no hay suficiente o no soy suficiente”, concentrados en lo que falta, en lo que no tenemos.

¿Y si cambiáramos de perspectiva?

¿Y si repitiéramos constantemente YO SOY SUFICIENTE, YO TENGO SUFICIENTE?

¿Y si dejáramos la envidia, las luchas y el sufrimiento que conlleva siempre querer más?

¿Y si en lugar de ver la vida desde una perspectiva de escasez, lo hiciéramos desde una perspectiva de abundancia?

Credit: FreeImages.com / Eric Glanville

Credit: FreeImages.com / Eric Glanville

Yo soy suficiente.

Yo tengo suficiente dinero. Nada me falta.

Tengo el suficiente valor para cumplir mis metas.

Soy lo suficientemente listo para resolver cualquier problema.

Soy suficientemente atractivo, feliz y capaz.

Yo soy suficiente para impactar este mundo, para cambiar mi situación.

Si crees esto, si dices esto, debo decirte que NO estarías mintiendo porque sí lo eres.

Eres suficiente.

No dejes que nadie te haga pensar lo contrario. Quien quiera que te diga que no eres suficiente, quien quiera que no aprecie el hecho de que lo eres, está equivocado.

No importa qué tantas cosas desees y no tengas, necesitas comprender esto:

Tienes suficiente. Eres suficiente.

Eres bendecido. Eres bendecida. Estarás bien. No temas más.

¿Pero qué pasa cuando “lo suficiente” ya no es suficiente? ¿Qué hacemos cuando la carga, la crisis, la situación requiere MÁS de lo suficiente?

No hay problema.

Tú eres suficiente.

Pero tienes un Dios que es MÁS que suficiente.

Siempre puedes recurrir a él.

Así que repite cada mañana esta afirmación:

Yo soy suficiente y tengo lo suficiente. Todo estará bien.

Y luego puedes añadir:

Mi Dios es más que suficiente. Con él lo tengo todo. Nada me faltará.

Y nada te faltará.


Lección para sanar:

Debes cambiar la mentalidad de escasez por una de abundancia para fortalecer tu autoestima. Cambia tu perspectiva. Comienza a pensar que eres suficiente y tienes lo suficiente. Podrás querer muchas cosas, pero no necesitas nada más.

Acción para sanar:

Escucha un audiolibro de afirmaciones positivas todos los días. Louis Hays tiene varios audiolibros con diversas afirmaciones positivas. Los puedes conseguir gratis en Audible al entrar al siguiente enlace: Audible Free Trial [Digital Membership] Así funciona: Si te suscribes a la Membresía de prueba gratis de Audible, podrás seleccionar un audiolibro de tu elección GRATIS y descuentos de 30% en los demás audiolibros. Puedes cancelar la membresía en cualquier momento, y el primer audiolibro seguirá siendo tuyo. Para elegir tu audiolibro gratis o para recibir mayor información, entra aquí:

Comments

  1. Heysha hernandez says:

    Me gusto,puede que me ayude mucho 🙂

Speak Your Mind

*