Una caída espectacular

Yo tendría entre 12 a 14 años de edad. Estaba caminando en la escuela, bajando una rampa frente a algunos salones de clase repletos de estudiantes. Conversaba con una amiga. Entonces… Tropecé. Y me caí. Caí al suelo, rampa abajo, espectacularmente. Quedé acostado en el suelo, con las manos extendidas, cual beisbolista que se lanza […]