Cómo combatir el prejuicio de los religiosos legalistas

El prejuicio se combate con amor. Eso es una ley. Ocasionalmente, comparto publicaciones en contra del espíritu de religiosidad, como “La iglesia tiene que pedir perdón” o “La parábola del Buen Ateo”. Es un llamado en contra del legalismo y la religiosidad, no en contra de los religiosos. Los legalistas, religiosos o fariseos, aquellos que consideran las leyes, reglas […]