El precio (Cuento)

Gaia entró al café con un enorme abrigo y un sombrero que cubría la mayor parte de su cara. Miraba en todo momento hacia el suelo, evitando el contacto visual con otros clientes, aunque llevaba puestas unas grandes gafas oscuras. Mientras esperaba la fila para pedir un café, pedía a Dios en silencio que nadie […]