Mi superpoder es llorar

Puedo recordar con claridad la noche en que, muchos años atrás, vi la película La pasión de Cristo por primera vez. Estaba en casa de una amiga; un grupo de seis o siete personas miraban la película conmigo. Y yo me sentía algo fuera de grupo. Todos, absolutamente todos los que estaban viendo la película, […]