Voces (Un cuento para reflexionar)

La pobre mujer se estaba muriendo, así que tenía poco que perder. No le atemorizaban ya las amenazas ni los cuentos tétricos de la abuela Julia. Era una adulta. Era una mujer. Tenía 18 años. No era una retrasada, como le decía la abuela. Ella era capaz de tomar sus propias decisiones. Le quedaban solo […]